Atención
Madripedia fue un proyecto del Ayuntamiento de Madrid que se dejó morir a mediados de 2014. Sin embargo, aquí puedes encontrar una copia de seguridad de sólo lectura del 7 de febrero 2014, resucitada con fines educativos e informativos.

Alfonso XIII

De Madripedia
Saltar a: navegación, buscar
Alfonso XIII.

Alfonso XIII de Borbón (Madrid, 17 de mayo de 1886 — Roma, 28 de febrero de 1941) fue el hijo póstumo de Alfonso XII y María Cristina de Habsburgo-Lorena, proclamado Rey a su nacimiento y reinó hasta 1931.

Su madre ejerció la regencia durante la minoría de edad del Rey. En 1902, al cumplir los 16 años, fue declarado mayor de edad y asumió las funciones constitucionales de Jefe de Estado. Durante su reinado visitó todas las provincias españolas y realizó numerosas visitas al extranjero. Entre los primeros países en los que fue recibido se encuentran Alemania, Reino Unido y Francia. Durante esta visita, Alfonso XIII y el presidente de la República, Émile Loubet, fueron objeto de un atentado en las calles de París, del que salieron ilesos.

El 31 de mayo de 1906, se casó con la princesa británica Victoria Eugenia de Battenberg (1887-1969), hija de Enrique de Battenberg y la princesa Beatriz del Reino Unido. Victoria Eugenia fue sobrina del rey Eduardo VII y nieta de la reina Victoria del Reino Unido.

Alfonso XIII, 1901

Ena, como se la conocía, Alteza Serenísima por nacimiento, fue elevada al rango de Alteza Real un mes antes de su matrimonio, para evitar que la unión fuese considerada desigual o morganática.

Cuando Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia regresaban al Palacio Real, después de la boda, sufrieron un atentado mediante una bomba escondida en un ramo de flores, lanzada por el anarquista Mateo Morral a su carroza, frente al número 88 de la calle Mayor de Madrid, del que lograron salir ilesos milagrosamente. Como consecuencia de la explosión murieron o resultaron heridas muchas personas que contemplaban el paso del cortejo, así como miembros del séquito real.

Durante la I Guerra Mundial organizó, como monarca de un país neutral, una valiosa iniciativa, la Oficina Pro Cautivos, que permitió poner en contacto a prisioneros de guerra de ambos bandos con sus familias. Salvó así a 70 mil civiles y a 21 mil soldados, intervino a favor de 136 mil prisioneros de guerra y llevó a cabo 4 mil visitas de inspección a campos de prisioneros. Además intentó liberar y llevar a España a la Familia Imperial Rusa, pero tras el golpe de Estado bolchevique, fue imposible salvarles.

Partió al exilio tras la proclamación en España de una república, el 14 de abril de 1931. Marchó a Marsella, pero pasaría los últimos años de su vida en Roma. Al comenzar la Guerra Civil, apoyó fervientemente al bando sublevado, alardeando de ser un falangista de primera hora.

Por contraste con su imagen pública, en privado, S.M. Alfonso XIII era un hombre de talante liberal, carente de cualquier tipo de puritanismo y con un sentido de la moral adelantado en décadas al de su propio tiempo: según el investigador Román Gubern, Gubern, R. La imagen pornográfica y otras perversiones ópticas, Akal, Madrid, 1989.

El Rey, gran aficionado al erotismo en general y al cine pornográfico en particular (Vd. Cine pornográfico en España), produjo, en el Barrio Chino de Barcelona, durante los años 20 del siglo pasado, y utilizando al Conde de Romanones como intermediario, una serie de películas de alta calidad, las primeras de tal nivel en este género realizadas en España. Recientemente la Generalidad Valenciana ha restaurado algunos de esos cortometrajes: El confesor, El ministro y Consultorio de señoras, encargados los tres por Romanones a los hermanos Ricardo y Ramón Baños, dueños de la productora barcelonesa Royal Films.

Hijos

La pareja real tuvo siete hijos:

  • Alfonso (Alfonso Pío Cristino Eduardo) (1907-1938), príncipe de Asturias nació hemofílico y renunció a sus derechos al trono en 1933 para que se le permitiese contraer matrimonio con Edelmira Sampedro, cubana de origen español que no pertenecía a ninguna familia real. Nombrado Conde de Covadonga desde entonces.
  • Jaime (Jaime Leopoldo Isabelino Enrique) (1908-1975), sordomudo como consecuencia de una operación en su infancia, renunció a sus derechos al trono en 1933, nombrado Duque de Segovia y más tarde Duque de Madrid, y que como legitimista, pretendiente al trono de Francia desde 1941 a 1975, fue conocido como Duque de Anjou, quien contrajo matrimonio con doña Emanuella de Dampierre (hija de Roger de Dampierre, duque de San Lorenzo y de la princesa donna Vittoria Rúspoli).
  • Beatriz (Beatriz Isabel Federica Alfonsa Eugenia) (1909-2002), quien se convirtió en la princesa de Civitella-Cesi por su matrimonio con Don Alexandro Torlonia.
  • Fernando un niño nacido muerto en 1910.
  • Cristina (María Cristina Teresa Alejandra) (1911-1996)
  • Juan (Juan Carlos Teresa Silvestre Alfonso) (1913-1993) conde de Barcelona, pretendiente al trono desde 1941 hasta 1977, quien contrajo matrimonio con la princesa María de las Mercedes de Borbón Dos Sicilias y Orleans.
  • Gonzalo (Gonzalo Manuel María Bernardo) (1914-1934), nacido hemofílico.

El Rey tuvo también tres hijos fuera del matrimonio: Roger Leveque de Vilmorin(1905-1980), con la aristócrata francesa Mélanie de Gaufridy de Dortan; Leandro Alfonso (nacido en 1929) y Ana María Teresa Ruiz, con la actriz Carmen Ruiz Moragas. Leandro presentó una demanda de filiación. Ante la abundancia de documentos, él y su hermana -ya fallecida- fueron reconocidos como hijos de Alfonso XIII, autorizados a usar el apellido, siendo inscrito como Leandro de Borbón Ruiz. Leandro reclama también el tratamiento de Alteza Real y la dignidad de Infante. La sentencia no se pronuncia en este punto.

Reinado

Busto de Alfonso XIII esculpido por José Navas-Parejo
Alfonso XIII

Al final de la Regencia y poco antes de comenzar su reinado propiamente dicho, España, tras la intervención de los Estados Unidos en 1898 en la guerra colonial, perdió sus últimas posesiones ultramarinas en Cuba, Puerto Rico y Filipinas, durante el conocido como Desastre del 98. Ya en el siglo XX se desencadenó nuevamente la guerra en la zona norte de Marruecos que había sido adjudicada a España en los repartos internacionales. El conflicto se localizó fundamentalmente en el área más próxima a la ciudad de Melilla, en contra de los rifeños de Abd el-Krim.

España conoció numerosas revueltas sociales en sus principales ciudades durante las dos primeras décadas del siglo XX. Una de las más destacadas tuvo lugar en 1909 en Barcelona y se conoció como Semana Trágica; uno de los factores que la desencadenaron fue el descontento de la población con la Guerra de Marruecos: en ese año se había recrudecido el conflicto marroquí, convirtiéndose en uno de los principales problemas nacionales.

En 1921, a raíz de unas operaciones bélicas tácticamente desastrosas, se produjo el hundimiento de la comandancia militar de Melilla (el Desastre de Annual); el impacto que tuvo sobre la opinión pública generó un sentimiento muy crítico con la política mantenida hasta ese momento en Marruecos, y en general con todo el sistema político de la Restauración, ya tambaleante desde la huelga general de 1917. Se inició una investigación de lo sucedido (con el Expediente Picasso) en el que, al parecer, quedaban involucrados en graves responsabilidades cargos elevados de la administración, pero dicho informe nunca vio la luz. Algunas voces extendieron las responsabilidades por el Desastre de Annual al monarca, uno de los impulsores y partidarios más destacados de la política colonial, porque había propiciado el nombramiento de algunos mandos responsables del "Desastre" con los que mantenía una relación de amistad o eran personas cercanas a él, como Dámaso Berenguer o el general Fernández Silvestre. En este contexto de crisis política y social, el capitán general de Cataluña Miguel Primo de Rivera dio un golpe de estado el 13 de septiembre de 1923 que fue respaldado por Alfonso XIII al encargarle la formación de un gobierno. Para algunos, una de las razones que explican el golpe sería que éste sirvió de instrumento para evitar que los resultados del Expediente Picasso saliesen a la luz en una investigación parlamentaria que estaba realizándose y que podría haber dejado al monarca en una posición comprometida.

Primo de Rivera constituyó un gobierno al que denominó directorio, que estuvo formado en un primer momento exclusivamente por militares (Directorio Militar) y, posteriormente (1925), tuvo un carácter civil (Directorio Civil). Durante la Dictadura se puso fin a la Guerra de Marruecos con el Desembarco de Alhucemas en 1925, que permitió la conquista española definitiva del Rif en 1927.

En 1929 se celebraron la Exposición Universal en Barcelona y la Iberoamericana en Sevilla, pero la oposición creciente que generó el dictador, especialmente extendida entre estudiantes, intelectuales y el cuerpo de Artillería (se oponía a la reforma que pretendía el dictador de su sistema de ascensos) hicieron que Alfonso XIII apartase a Miguel Primo de Rivera del gobierno el 29 de enero de 1930, nombrando presidente del consejo de ministros al general Dámaso Berenguer con la intención de retornar al régimen constitucional. Este nuevo período se conoció enseguida como "la Dictablanda", por contraste con la dictadura anterior.

Sello filipino de Alfonso XIII de Niño
Sello de Alfonso XIII sobreimpresionado durante la II República

Tras la caída del dictador -que falleció semanas después-, aumentaron las manifestaciones antimonárquicas, se acusó al Rey de haber auspiciado la dictadura de Primo de Rivera y de tener responsabilidades en el Desastre de Annual. Ese año los partidos republicanos se unieron frente a la monarquía con la firma del Pacto de San Sebastián. Hubo pronunciamientos militares republicanos que fueron frustrados por el gobierno en la base aérea de Cuatro Vientos (Madrid) y en Jaca, (éste último encabezado por los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández, que fueron fusilados tras un consejo de guerra). En febrero de 1931 el almirante Juan Bautista Aznar fue designado presidente del consejo por Alfonso XIII. Su gobierno convocó elecciones municipales el 12 de abril de 1931. Al conocerse en las elecciones mencionadas la victoria en las ciudades de las candidaturas republicanas, el 14 de abril se proclamó la Segunda República. El Rey abandonó el país ese mismo día, renunciando a la Jefatura del Estado, pero sin una abdicación formal. En la noche del 14 al 15 partió de Madrid hacia Cartagena al volante de su automóvil Duesenberg y desde allí zarpó para Marsella en un buque de la Armada Española para trasladarse desde allí a París. Su familia salió en tren desde Aranjuez a la mañana siguiente, mientras personas en Madrid festejaban la II República.

Durante su exilio residió en diversos lugares, aunque los últimos años de su vida los pasó en Roma. Tras la muerte de Alfonso Carlos de Borbón, duque de San Jaime, pretendiente carlista bajo el nombre de Alfonso Carlos I, en 1936 recibió los posibles derechos del carlismo y del legitimismo francés con el nombre de Alfonso XIII de España y Alfonso I de Francia y Navarra. El 15 de enero de 1941 renunció a la jefatura de la Casa Real en favor de su hijo Juan (sus dos hijos mayores se habían apartado de la sucesión). Falleció el 28 de febrero de 1941 en el Gran Hotel de Roma a causa de una angina de pecho. Estuvo enterrado en la iglesia española de Montserrat de la capital italiana hasta que, en 1980, su nieto el rey Juan Carlos I ordenó el traslado de sus restos al Panteón Real del Monasterio de El Escorial.

Por su parte, su hijo Juan, conde de Barcelona, renunció a sus derechos al trono en 1977, en favor de su hijo Juan Carlos, que había sido nombrado Rey en 1975, a la muerte del general Franco, en virtud de la Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado de 1947. Con la renuncia a sus derechos por parte del conde de Barcelona se recupera la legitimidad dinástica de la monarquía histórica, tal como recoge el artículo 57 de la Constitución española.

Títulos

  • Soberano Gran Maestre de la rama española de la Orden del Toisón de Oro (17 mayo 1886 - 15 enero 1941).
  • Gran Maestre de la Real y Distinguida Orden de Carlos III (17 mayo 1886 - 15 enero 1941).
  • Gran Maestre de las ordenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa (17 mayo 1886 - 15 enero 1941).
  • Caballero de la Orden de los Serafines (Suecia).
  • Caballero de la Orden de Santa Annunziatta.
  • Caballero (Gran Cruz) de la Orden de la Legión de Honor.
  • Caballero de la Orden de la Jarretera.


Enlaces externos

Bibliografía

  • Javier Moreno Luzón (ed.) (2003): Alfonso XIII, un político en el trono, Madrid, Marcial Pons, pp. 373-403, ISBN 84-95379-59-7
  • Morgan C. Hall (2005): Alfonso XIII y el ocaso de la monarquía liberal, 1902-1923, Madrid, Alianza Editorial, ISBN 84-206-4790-X