Atención
Madripedia fue un proyecto del Ayuntamiento de Madrid que se dejó morir a mediados de 2014. Sin embargo, aquí puedes encontrar una copia de seguridad de sólo lectura del 7 de febrero 2014, resucitada con fines educativos e informativos.

Anexiones municipales

De Madripedia
Saltar a: navegación, buscar

Entre 1947 y 1954, trece municipios (Chamartín de la Rosa, Carabanchel Alto, Carabanchel Bajo, Canillas, Canillejas, Hortaleza, Barajas, Vallecas, El Pardo, Vicalvaro, Fuencarral, Aravaca y Villaverde) fueron anexionados al de Madrid, con lo que la superficie del término pasó de 68,42 Km2 a 607,09 Km2, aumentando su población de 1.237.621 habitantes a 1.567.850. Se daba así una solución univoca y centralizadora al problema de la extensión de Madrid que se había discutido durante todo el primer tercio de siglo.

A comienzos de siglo Madrid estaba delimitado en casco histórico, ensanche y extrarradio, entendido éste como la zona comprendida entre el límite del ensanche y el termino municipal. El extrarradio crecía de forma desordenada, sin urbanización, equipamientos ni servicios, siguiendo las carreteras hasta conectar con los núcleos periféricos que, a su vez, crecían también en mayor o menor medida. Entre 1909 y 1925 la principal preocupación del Ayuntamiento fue urbanizar el extrarradio: los técnicos y los políticos comprendieron que la extensión hacia los pueblos periféricos era una cuestión asociada. ¿Bastaba una extensión limitada, basada en el trazado y en el proyecto, o hacía falta suprimir la rigideces de planificación e ir hacia la extensión ilimitada, favorecer <agrupaciones racionales> con los municipios limítrofes? En suma, ¿urbanización municipal o plan comarcal y/o regional? esa es la cuesti6n que ha estudiado Lilia Maure.

La manera en que Madrid se relacionaba (o, mejor, no se relacionaba) con su entorno no era una preocupación nueva. Para <urbanizar> su periferia, para dotar la ciudad de alrededores propios de una gran capital, había que llevar, se pensaba, la fuerza de la capitalidad a los municipios del cinturón madrileño, construir en ellos vías públicas, llevar hasta ellos el agua, la electricidad, los ferrocarriles, los tranvías, el cultivo de jardines y plantaciones... La solución fue crear una comunidad entre los ayuntamientos inmediatos, constituyéndose en agosto de 1911 una mancomunidad presidida por el Ayuntamiento de Madrid e integrada por los municipios luego agregados, salvo Chamartín y Fuencarral, y junto con Leganés y Pozuelo.

El proyecto de Núñez Granés para la urbanización del extrarradio nunca llegó a aprobarse. En 1922 se proponía unir los pueblos exteriores mediante un anillo de conexión y el plan de Extensión de Núñez Granés, aprobado en 1924, es, pese a su nombre, una reformulación de su proyecto de urbanización del extrarradio. Tras el estatuto municipal de 1925, se avanzó en la planificación supramunicipal, al comprender que los problemas de los términos limítrofes eran los del extrarradio. El Plan General de Extensión de 1926 buscó la linea de circunvalación como eje de comunicaci6n de los pueblos exteriores y el concurso internacional de 1929 valoró ensanche, extrarradio y extensión dentro de un plan de conjunto, apostando por luchar contra la segregación y partiendo de que la discontinuidad es sólo jurisdiccional y que la influencia urbana tiene una plasmación espacial y funcional.

En 1929 Zuazo-Janssen desarrollaron los principios de Regional planning utilizando la circunvalación ferroviaria como instrumento de extensión, pese a carecer de la legislación y competencia para la extensión, como señaló Lorite en su Informe de 1932: ni por sus medios económicos, ni por la legislación existente, ni por su formación político-administrativa podría el Ayuntamiento de Madrid acometer por sí solo la extensión. De 1932 es un proyecto de bases para una carta municipal de Madrid que se planteaba la agregación de quince términos. La guerra interrumpió traumáticamente los planes, que la Comisaria de Ordenación Urbana franquista retomó desde las perspectivas del régimen de la dictadura, de la reconstrucción urbana, de los planes de urgencia y de las medidas excepcionales, y del predominio absoluto de Madrid.

En 1939 y 1940 Ramón Serrano Suñer dictaba órdenes creando el Gran Madrid y señalando sus linderos: reconocía que los problemas urbanísticos de Madrid desbordaban la periferia inmediata, extendiéndose a la practica totalidad de la provincia, y argumentaba la necesidad de mejorar la vida de los pueblos y de las comarcas pero también la creación de núcleos satélites, industriales y de residencia obrera, de centros de turismo y de descanso, de mejora de los pueblos y las comarcas desde el organismo madrileño.

Las fórmulas que se barajaron fueron varias: en 1942, se abogaba por las anexiones mixtas, o sea, anexionar unos municipios a la metrópoli en su totalidad, otros parcialmente y, el resto, asociarlos para la organización en común de algunos de los servicios comunales básicos, bajo el régimen de mancomunidad. Para acogerse a este último tipo se pensaba en Hortaleza, Barajas, Coslada, San Femando de Henares, Rivas, Leganés, Getafe, Pozuelo y Aravaca, sin perjuicio de extender en el futuro anexiones y mancomunidades a municipios más lejanos.

La solución final fue de anexiones íntegras en todos los casos. Se apoyaron en la ley de 23 de noviembre de 1944 de anexión de núcleos o poblados limítrofes a ayuntamientos de las grandes poblaciones; la justificación fue mejorar las condiciones de vida de los vecinos de esos poblados, haciendo llegar hasta ellos los servicios. Carmen Gavira y Jorge Ruiz Varela han visto en ello la manifestación de la política de represión sobre la periferia y del autoritarismo urbanístico, además de la consagración de la segregación espacial y social. Con la nueva división municipal de 1955, que hacía de los antiguos municipios nuevos distritos, quedaba consumada la absorción. A partir de los años cincuenta fueron los municipios que luego formaron la corona metropolitana de Madrid los que crecieron con tasas superiores a los de la capital.

Referencia

  • GÓMEZ MENDOZA, Josefina. Anexiones municipales, en Enciclopedia Madrid S.XX


Copyright
Este artículo reproduce el capítulo homónimo de la Enciclopedia Madrid Siglo XX, cuyo autor conserva el copyright.
No es un artículo modificable ni está bajo licencias libres. Si eres el autor del mismo y quieres modificarlo, mándanos un correo