Atención
Madripedia fue un proyecto del Ayuntamiento de Madrid que se dejó morir a mediados de 2014. Sin embargo, aquí puedes encontrar una copia de seguridad de sólo lectura del 7 de febrero 2014, resucitada con fines educativos e informativos.

Barrio de Prosperidad

De Madripedia
Saltar a: navegación, buscar

Prosperidad es un barrio del Distrito de Chamartín, situado en la zona norte de la ciudad.

El barrio

La Prosperidad es un barrio de Madrid, situado en la zona Noreste de la ciudad y perteneciente al Distrito de Chamartín. Situado entre la reputada calle del Príncipe de Vergara y la M-30, posee una de las calles más largas probablemente de la ciudad y muy reconocida por su gran actividad comercial: calle de López de Hoyos.

Origen

Los primeros indicios en torno a este barrio datan de finales del Siglo XIX, tras construirse La Ciudad Jardín, en la que Ebenezer Howard intenta sintetizar todas las propuestas de los socialistas utópicos. Esta es una ciudad sin un verdadero centro urbano, de casas pequeñas y unifamiliares, que integra abundantes zonas verdes, pensada para la clase obrera, para hacerles sentirse propietarios y que viviesen en un entorno saludable. Se construyeron muchas ciudades con estos planteamientos, pero el modelo estaba tan lejos de lo que era realmente la ciudad industrial que terminaron por convertirse en pequeños pueblos, o siendo absorbidas por las grandes ciudades.

La primera construcción conocida de este barrio, es La Ciudad Jardín de Luis Larrainza, eminente arquitecto del Siglo XIX. Esta Ciudad Jardín llegó a ser conocida más tarde cómo La Prosperidad, debido a la fama de las barriadas de chabolas y pobreza que la rodeaban. Lo que era el sueño de la ciudad socialista ideal ideada por Ebenezer, acaba siendo finalmente un núcleo de belleza fuera de lo que es la ciudad de Madrid en sí y rodeada de núcleos de pobreza y analfabetismo.

Reinado de Alfonso XIII

Durante el reinado de Alfonso XIII la cosa no cambia demasiado. La situación persiste, pudiendo destacar tan sólo un importante flujo de inmigración interior que recibe la zona, aumentado el número de residentes de forma espectacular, dada su función cómo refugio de los más pobres de la ciudad de Madrid.

Cabe destacar la mala fama que se lleva el barrio y las gentes del lugar, siendo no precisamente uno de los lugares más recomendables para visitar. Tal la fama, que llega a ser nombrado como barrio de mala muerte y prostitución en las obras del gran humorista y escritor Enrique Jardiel Poncela.

Durante este reinado, La Prosperidad destacaba bien por ser un barrio de izquierdas, en el que el PSOE tiene un papel más bien poco trascendental y los comunistas ligero, siendo los Anarquistas con la CNT los que destacan cómo fuerza política del lugar, siendo uno de los núcleos anarquistas más importantes de la capital.

Primo de Rivera

Habiendo ascendido Miguel Primo de Rivera al poder en 1923, los anarquistas sufren una gran presión y persecución que si bien provoca muchos incidentes violentos no llegan más allá de la trascendencia histórica.

El nuevo dictador se propone entonces remodelar la barriada para crear un barrio obrero y trabajador, ordenado y siguiendo la idea de los socialistas utópicos para dejar algo más satisfechos a los residentes de la zona. Con ello, continúa el proyecto sin terminar de Ciudad Jardín continúandolo por los aledaños de la Avenida Alfonso XIII, creada por aquel entonces la cualdurante la republica recibiria el nombre de Avenida de Carlos Marx, y Ciudad Jardín Primo de Rivera, colindante con La Prosperidad.

En cuanto a estas barriadas, incentiva en ellas la actividad industrial, fundando y dando permisos a numerosas fábricas para que comenzaran su labor reconstructiva de la zona. Para ello crea más viviendas de menor presupuesto en lo que actualmente sería la calle Lopez de Hoyos, destacando en ella la gran cantidad de Corralas, o pisos apelotonados de uno o dos pisos de altura en torno a un patio común.

Todo ello lo hace siguiendo una idea de Plano Ortogonal u ordenado en cuadrículas, que a pesar de la dificultad e irregularidad del terreno, todavía sigue vigente, pero con un tipo de vivienda por entonces ya muy distinto del que antes se podía ver.