Atención
Madripedia fue un proyecto del Ayuntamiento de Madrid que se dejó morir a mediados de 2014. Sin embargo, aquí puedes encontrar una copia de seguridad de sólo lectura del 7 de febrero 2014, resucitada con fines educativos e informativos.

Ayuntamiento

De Madripedia
(Redirigido desde «Cárcel de la Villa»)
Saltar a: navegación, buscar
Situación: Plaza de la Villa, 5
Otros nombres: Casa de la Villa, Cárcel de la Villa
Autor/es: Juan Gómez de Mora, Alonso Carbonel, José de Villarroel, Bartolomé Hurtado, José del Olmo, Teodoro Ardemans y José Gassen
Fecha de construcción: 1695
Destino actual: El mismo


El origen del Concejo madrileño fue una institución imprecisa tanto en su estructura como en el número de miembros que lo formaban que se denominaba Asamblea General de Vecinos. A esta Asamblea le sucedió en 1346 el Concejo como organismo para regir la Villa, compuesto de un número reducido de representantes. Fue el rey Alfonso XI quien designó en una cédula a los primeros doce regidores «Ffallamos que es nuestro sservicio que aya en la villa de Madrit ommes buenos dende que hayan poder para ver los ffechos de la villa e otrossy para ffazer e ordenar todas las cosas quel concejo ffaria e ordenaria estando ayuntados». Además, el rey señaló qué días se debían celebrar junta o ayuntamiento, de donde tomó nombre la Corporación. Las reuniones o ayuntamientos se celebraban en el claustro de la iglesia de San Salvador. El número de regidores fue variando a lo largo de los tiempos pasando de doce a dieciséis y siendo reducido a ocho en otras ocasiones siendo necesaria la presencia obligatoria de al menos ocho o diez de los representantes para celebrar el ayuntamiento.

El corregidor era el representante de la autoridad real en el municipio y cabeza del Concejo y encargado de imponer el orden en las juntas. Su nombre procede de que fueron nombrados para “corregir” las faltas y castigar los delitos. Surgieron a propuesta de los reyes en el siglo XIV en un momento en que los pueblos estaban mal dirigidos y administrados por los alcaldes. Desaparecieron en 1885 cuando fueron sustituidos por los Jueces de Primera Instancia para las funciones judiciales y por los Alcaldes en funciones administrativas.

El corregidor representaba al rey en quien delegaba y tenía facultades además estrictamente municipales. Era el encargado de asegurar la paz y el orden en la ciudad y de administrar justicia en asuntos civiles y criminales. Era siempre elegido por letrados, nobles y militares. A sus órdenes estaban los delegados o tenientes, cinco en un principio y más adelante diez.

En la Edad Media los asuntos de la Villa los regían dos entidades: el citado Concejo y la Sala de Alcaldes de Casa y Corte, una veces de acuerdo y otras en total desacuerdo. Esta Sala fue fundada por los Reyes Católicos para el gobierno de la Villa y era a su vez una de las salas del Consejo de Castilla. Su jurisdicción era el régimen político y económico de la ciudad.

Como se ha dicho, la primera sala del Concejo donde se celebraban las sesiones municipales estuvo en el claustro de la iglesia de San Salvador, situada en la calle Mayor esquina a Señores de Luzón, frente a la plaza de la Villa. En 1619 el Concejo se trasladó de la citada iglesia a la casa de don Juan de Acuña, marqués del Valle y Presidente del Consejo de Castilla, situada en la otra acera de la calle Mayor.

En el solar del Ayuntamiento según cuenta Montero Vallejo, había varias casas y or­ganismos. Empezando por la calle Mayor y terminando en la de Madrid se hallaban: «Cárcel de la Villa y casa del Corregi­dor, bodega de los cueros, Alhóndiga de trigo, Carnicerías y Auditorio, sin contar con las fincas intermedias de particulares, el más destacado Diego González de Madrid, que poseía además las traseras a Duque de Nájera». El edificio del Ayuntamiento se comenzó a construir en 1621 según un proyecto de Juan Gómez de Mora pero la falta de dinero retrasó las obras lo que prolongó su construcción a lo largo de muchos años. Tras la muerte de Gómez de Mora le sucedió José de Villarreal y al morir éste lo terminó Teodoro de Ardemans en 1695. Las dos portadas son de Miguel Arredondo y la columnata y el balcón de la calle Mayor es obra de Juan de Villanueva y se construyeron en 1787 para que la reina pudiera asistir a las procesiones del Corpus. En 1915 Luis Bellido levantó el arco que le une a la Casa de Cisneros.

El reloj del Ayuntamiento existente en la actualidad es el antiguo reloj de la iglesia-hospital del Buen Suceso, situado en la Puerta del Sol. Cuando este edificio fue derribado con la desamortización de Mendizábal se trasladó el reloj al edificio de la Casa de Correos -hoy sede de la Comunidad de Madrid- en la Puerta del Sol, donde permaneció hasta que, en 1866, se instaló el actual, obra del relojero Losada. El antiguo reloj del hospital se colocó entonces en el edificio del Ayuntamiento. En 1980 se instaló sobre el tejado un carillón de 24 campanas. Las cinco campanas más importantes o "mayores" fueron bautizadas con nombres de los más castizos: Almudena, Atocha, Paloma, Casta y Susana, dando los sonidos de do, re, mi, fa y fa sostenido. Toca todos los días a las 10, 12 y 19 horas y la sesión de las 19 horas dura veinte minutos. En caso de visita oficial puede ser tocado por un organista. El carillón fue construido por una empresa holandesa.

Madrid cuenta pues con Ayuntamiento propio desde que Alfonso XI nombrara los doce primeros regidores: Nuño Sánchez, Diego Meléndez, Diego Pérez, Fernán Ruiz, Lope Fernández, Arias, sobrino de Fernán Rodríguez; Juan, hijo de Domingo Pérez; Juan Estévanez, Vicente Pérez de Alcalá, Pascual Pérez, Ruy González y García Sánchez. Antes de este sistema, Madrid se regía por los llamados “homes” buenos, que eran caballeros y pecheros que elegían alcaldes y justicias sin intervención del rey. El alcalde recibía el nombre de corregidor de la Villa y los concejales, el de regidores, aunque ahora al alcalde se le denomina erróneamente regidor.

En la actualidad (2012) el Ayuntamiento ha ampliado su sede adquiriendo y reformando el antiguo Palacio de Comunicaciones de la Plaza de Cibeles.



Este artículo incorpora material del Diccionario Enciclopédico de Madrid, de María Isabel Gea, publicado por Ediciones La Librería, autorizada su inclusión en Madripedia bajo licencia Reconocimento-CompartirIgual