Atención
Madripedia fue un proyecto del Ayuntamiento de Madrid que se dejó morir a mediados de 2014. Sin embargo, aquí puedes encontrar una copia de seguridad de sólo lectura del 7 de febrero 2014, resucitada con fines educativos e informativos.

Verbena de la Paloma

De Madripedia
Saltar a: navegación, buscar

Las verbenas de San Cayetano, de San Lorenzo y de la Paloma están tan juntas que parece una única verbena, pero sus orígenes y características son propias de cada una de ellas.

La Verbena de la Paloma se celebra anualmente el 15 de agosto en el entorno de la iglesia de San Pedro el Real. Las calles se engalanan para honrar a su virgen y los madrileños más castizos se visten de chulos y las más castizas de chulapas. La verbena se celebra entre el 6 y el 15 de agosto.

Desde la Gran Vía de San Francisco y la Carrera de San Francisco hasta Las Vistillas se colocan las casetas de la Verbena y, cuando baja el sol suenan los sones de los chotis y el olor característico a churros y fritanga típico de las Verbenas de Madrid.

La verbena es que es muy frecuentada por las principales figuras del arte flamenco español debido a la devoción que profesan hacia la Virgen de la Paloma.


Historia

A pesar de la gran atracción que tiene la Verbena de la Virgen de la Paloma se trata de una tradición relativamente reciente, ya que data de finales del siglo XVIII. Ya desde los primeros días de devoción a la Virgen de la Paloma tuvo su fiesta: una Salve la noche del 14 de agosto y la misa el 15 de agosto; y parece que ya entonces se la sacaba en procesión por las calles próximas a la pequeña ermita en la que estaba.

La importancia que tenía la Verbena de la Paloma en los Madrileños puede verse reflejada en la que posiblemente sea la zarzuela más conocida y popular que lleva su mismo nombre, con música de Tomás Bretón y libreto de Ricardo de la Vega, y que es un auténtico retrato costumbrista de finales del siglo XIX.

A mediados del siglo XX la verbena sufrió un importante bajón y solo los vecinos del barrio mantenían en parte la tradición, pero en los 80 del siglo XX hay un resurgimiento de las fiestas más características de Madrid y, la Verbena de la Paloma ha sido una de las que contó con más apoyo popular por lo que no tardó en recuperar su ambiente.

Hoy día, cada 15 de agosto cientos de madrileños se acercan para rezar unos minutos ante la Virgen Castiza o símplemente a ver los actos. Son tantos los que se acercan al templo y a ver la procesión que resulta imposible para la mayoría acercarse a la Iglesia de San Pedro el Real, pese al gran número de madrileños ausentes por las vacaciones estivales.

Uno de los actos más emotivos para asistentes es el descendimiento del cuadro por parte de un bombero del Ayuntamiento y su traslado a la carroza donde se la llevará en procesión.

Recorrido de la procesión

La procesión sale de las puertas de la iglesia de la Paloma en la Plaza que lleva el nombre de la Virgen. Su recorrido: calle de Isabel Tintero, Gran Vía de San Francisco hasta la Glorieta de Puerta de Toledo, a continuación, sube por la calle de Toledo hasta la plaza de la Cebada, pasa por la Puerta de Moros y sigue por la carrera de San Francisco hasta la Basílica de San Francisco el Grande. Aquí la procesión gira y sube por la calle de Calatrava, para terminar bajando por la calle de la Paloma y regresar a su santuario. Una vez en el templo, la Virgen es colocada de nuevo en el retablo del presbiterio por los bomberos, mientras el pueblo entona la Salve.

Hace años el cuadro se colocaba en una carroza de la Cofradía Sacramental de San Isidro, después de 1939 en un coche de bomberos adornado con mantones de Manila. Desde 1956, "La Paloma" contaba con una carroza propia comprada por suscripción popular y, al estropearse en 1982 fue el Ayuntamiento quien proporcionó la actual.



Enlaces externos